TURISMO POR GRANADA

En la provincia de Granada existe un bosque de encinas y enebros. Un bosque reinado por un monte y su pico: La Sagra, el más alto de la Cordillera Subbética. El monte de la Sagra duerme sobre su sierra a la que da nombre: la Sierra de la Sagra. Una sierra que respeta el silencio y la armonía de sus senderos y arroyos.

 

El pico de la Sagra vigila desde 2.383 metros de altitud toda su comarca, y ahí, en medio de la nada, del silencio y del todo, entre los términos municipales de Huéscar y la Puebla de Don Fadrique, existe un complejo hostelero: El complejo Collados de la Sagra.

 

El enclave de este complejo hostelero es perfecto para el turismo rural. Nos permite adentrarnos en la sierra y su comarca, a pie, disfrutando del paisaje y la naturaleza;  de su gente y sus costumbres.

 

Sus bosques dan cobijo a las Secuoyas. Estos gigantescos árboles originarios de California, cuidan desde sus 50 metros de altura toda la comarca. Si quieres conocer los secretos de la sierra,  las Secuoyas con sus 170 años te los desvelarán.

 

Caminar por el sendero de los pastores, por sus riachuelos, llegar hasta la majestuosa cima y contemplar (tan solo contemplar) es un regalo de la naturaleza.

 

La bajada se hace apetecible al pensar que de regreso, el complejo hostelero Collados de la Sagra te espera para descansar, sin salir del entorno.  Y es que no hay nada como regresar de un día caminando  por la sierra,  y sentarte junto al hogar de leña, disfrutando de la mejor gastronomía de la comarca.  Degustar  los exquisitos platos  de Isabel, con unas manos que cocinan la delicia del sabor tradicional andaluz, no tiene precio.

 

Como no tiene precio  disfrutar  de la naturaleza  y sentirnos libres. Una libertad que el ser humano lleva innata en nuestra genética. Una naturaleza que Collados de la Sagra pone al alcance de todos.